Acerca de la Revolución

¿Qué es una revolución?

cuba_monument_held_bronze_statue_statue_equestrian_figure_hero_santjago_de_cuba-729738.jpg!dLa mejor definición que conozco dice que es un proceso de cambio que afecta a una sociedad en la que ya no son operativos los mecanismos de la misma que regulan los cambios, y que se da cómo resultado de la lucha entre clases sociales antagónicas.

Muchos creemos que el camino hacia una revolución pasa por la acción política dentro de las instituciones que posee la institucionalidad política burguesa, esto es, dentro de los mecanismos de la democracia liberal. Ahora bien, la misma supone mecanismos institucionales para que el cambio se realice. Cosas como los mecanismos de refrma constitucional. Muchos también nos preguntamos hasta dónde será posible transitar este camino.

En cualquier caso, entiendo que transitar el camino de la acción política institucional es el deber ser de la actividad política de alguien que quiere un cambio en una democracia liberal en la que existe voto universal y garantías básicas. ¿Porqué? Porque tal forma de accionar es la que se corresponde con la posibilidad de extender la lucha a las masas populares y no restringirlas a grupúsculos que se creen iluminados y que pretenden una toma del poder a efectos de luego desde la cúspide hacernos a todos participes de la verdad a ellos revelada.

La verdad no es una construcción. No es algo que se hace de pedazos. La verdad es una producción. Es algo que se hace transformando lo que es.

Así pues, el trabajo político que conduce a un crecimiento de las posturas políticas revolucionarias es el único camino que lleva a una masificación tal que la revolución pueda ocurrir como un evento en el que las masas populares vertebradas en los político y social en sus organizaciones propias, puedan finalmente apropiarse del curso de los acontecimientos.

Pero… ¿qué pasa al acercarnos a tal punto?

Lo que pasa es que las clases dominantes han armado a esta sociedad para que sirva a sus intereses. Sea que se trate de una dictadura fascista o se trate de una democracia liberal, dejando de lado el análisis formal de la organización política, tenemos que existe un análisis conceptual posible. ¿A quién sirve el aparat político en un momento dado, quién se apropia de la riqueza legitimado por el mismo y con su protección? Cuando estamos en una sociedad capitalista, estaremos en una Dictadura de la Burguesía, y si se está viviendo en el socialismo, en una Dictadura del Proletariado.

Nótese de nuevo que no hablo aquí de la formalidad demcrática o dictatorial. Una sociedad democrática formalmente perfecta siempre será o una Dictadura de la Burguesía o una Dictadura del Proletariado. Y lo mismo puede decirse de cualquier dictadura.

Ahora bien, cuando la Dictadura de la Burguesía peligra, entonces la propia burguesía comienza a mover sus piezas para intentar detener los avances populares. Utiliza primero los mecanismos políticos intentando evitar los triunfos populares. Pone en juego desde dentro de la propia institucionalidad su poder para ganar, apoyándose en servicios publicitarios impagables para el campo popular, o diferentes tipos de articulaciones con los medios que surgen de que ellos son los dueños de los medios.

Si todo eso falla, siempre pueden dar un viejo y querido golpe de estado. Cosa que supone una ruptura sólo parcial de las instituciones que regulan el cambio, y por lo tanto no califican como revolución.

Y si ello falta, pueden crear una contrarrevolución con toda la regla. Un movimiento con una base de apoyo social, articulación internacional, una idelogía práctica fasistizante pero una afirmación textual que puede ser cualquier cosa -liberal, religiosa, unificadora, localista, indigenista, etcétera-, y una proyección de la elaboración ideológica del momento que se desdarrllará demonizando al movimiento hacia la revolución.

Esto último es justamente lo que está pasando en Venezuela.

Cuando un proceso de avanza hacia el socialismo se ve confrontado a una instancia en la que se desarrolla en su contra un movimiento contrarrevolucionario en toda la línea, pues entonces es el momento de apretar el acelerador. En la actual situación Venezolana sin duda deben profundizarse las acciones revolucionarias, para dentro de la Democracia formal, que nunca se ha abandonado, llegar de una buena vez a la Dictadura del Proletariado.

Anuncios

El Tío Rico es Presidente

En las últimas horas Donald Trump se ha coronado Presidente de los Estados Unidos de América, cosa que ha generado ya muchos comentarios. Uno resulta una y otra vez alarmante: se sigue insistiendo en que se trata de un hecho inesperado.

Volvamos un poco hacia el pasado para ver si es así.

Cuando Trump comienza su carrera hacia el sitio que hoy ocupa recuerdo haber pensado que no era alguien que pudiese ser elegido, que seguramente tenía algún propósito oculto al que atendía postulándose incluso para ser vencido. Más tarde consiguió ser el postulante republicano, y ahí supuso una confabulación con Clinton para “limpiar” la interna republicana de candidatos que pudiesen ganar, y así Hillary podría transitar con serenidad su paso triunfal. Pero en las últimas semanas se tornó evidente que realmente tenía posibilidades, y finalmente ganó.

La sorpresa en la primera y la segunda etapa podría producirse. En esta última ya no era posible. Y si bien las encuestas daban una victoria demócrata, en los últimos días el margen de victoria se encontraba por debajo del margen de error. Por lo cuál de sorpresa… nada.

Ahora veo que muchos intentan explicar cómo consiguió ganar las elecciones y para ello hacen conjeturas sobre que tal y cuál componente en la psique de los votantes o que la situación concreta de los mismos los impulsaba a actuar así. Pueden o no tener razón. A la distancia, uno no puede saber realmente cuál de esos análisis es o no el correcto. Pero en cualquier caso, no me interesa demasiado. Y no me interesa demasiado porque me interesa otro enfoque.

Cuando alquilen llega a la presidencia de un estado, sea el modesto Uruguay o una superpotencia como USA, llega no por los contenidos mentales de los votantes, sino porque hay un conjunto de relaciones concretas estudiables que lo hacen no sólo posible, sino necesario. Por lo tanto -visto al revés- cuando alguien es electo, dicha elección nos está indicando, si bien no con meridiana claridad, cuál es el actual estado de la sociedad en que ocurre la elección.

Y si se trata de una superpotencia mundial, nos habla también de cuál es el estado del mundo.

Lo primero es que por lo tanto los elementos discursivos “folclóricos” deben ser dejados de lado en esta consideración. Trump hizo alarde de machismo, de racismo y desprecio. Y eso no es algo sin importancia, pero a los efectos de lo que nos proponemos acá no aporta nada. Esos aspectos por lo tanto los dejamos para otras consideraciones.

¿Qué es pues lo relevante?

Trump parece inclinado a revivir el aislacionismo que fue la nota dominante en la política exterior de USA antes de la Segunda Guerra Mundial. O dicho de otro modo, veremos menos presencia militar estadounidense por todos lados. Pero más aún: piensa en mejorar el consumo interno para mejorar su industria local, con medidas tal vez keynesianas, y muy probablemente proteccionistas. Pues bien… eso suele funcionar bien.

Empecemos por esto último.

Trump puede verse como el fin del discurso neoliberal monetarista en lo económico, y el retorno a otros tipos de discurso económico, igualmente capitalistas, pero que la ortodoxia del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial venía demonizando como si fuesen, casi casi, acciones de un marxista. El cambio a otra textualidad económica imperante es un cambio de parte de la ideología dominante -en la primer potencia mundial- y es relevante porque es un cambio que “abandona” su rol de Rector mundial de una economía sin barreras, cosa en la que otro republicano troglodita -Ronald Reagan- se transformó en campeón internacional “inspirado” en el ejemplo inglés de la Dama de Hierro, o sea Margaret Tatcher.

Nótese que eso comenzó en el Reino Unido y de ahí pasó a USA.

Pero continuemos.

Ese aislacionismo también parece augurar una mejor presencia militar en “extramuros”, o sea dónde vivimos todos los demás seres humanos a los que Dios no nos ha elegido para nacer en la nación del Destino Manifiesto. Si bien el discurso de Trump era muy belicoso, no hay que olvidar que Clinton (Bill), Obama y su Secretaria de Estado -en uruguayo Ministra de Relaciones Exteriores- Hillary (Clinton) se la han pasado interviniendo y bombardeando por doquier.

Igual que el punto anterior, habrá que ver si el discurso se transforma en cambios concretos en la acción, pero todo permite pensar que habrá menos “acción” constante de USA por todo el globo, cosa coherente con el aislacionismo. Y tal acción implicará también acordar con Rusia -y con Putin- una acción conjunta para acabar con el Estado Islámico… que surgió por causa de la acción de USA en la región, y hasta muchos señalan con no poca verosimilitud, fue creado por la candidata perdedora en el cargo que antes mencioné.

Y aquí nótese lo de hallar acuerdos de acción militar con Putin. Porque esto es muy importante.

Tras el fin de la Guerra Fría, el desmembramiento de la URSS dejó un mundo unipolar guiado por USA-EUROPA a través de la OTAN. Pero la relevancia creciente de países que cada vez se hacían más importantes comenzó a poner en tela de juicio tal unipolaridad. Apareció el BRICS -Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica. Y justamente… parece que ahora Trump no quiere acordar con Europa sino con Rusia.

Pero obsérvese además como en Brasil un golpe institucional -que es la expresión que hallo más apropiada para lo que allí ocurrió- desalojó a los elencos progresistas del gobierno instaurando la hegemonía de la BBB: Biblia, Bala, Buey, una coalición de partidos evangélicos -en su versión de iglesias de lavado del narcotráfico muchas veces-, grupos militares, y grandes hacendados. O sea, un golpe desde la derecha, desde el poder.

Eso es concordante con Trump, un hombre del poder, de la pura derecha. Y lo que hace es debilitar la B de RICS… pero si Trump acuerda con Rusia … ¿no quedaría un ICS?

Y aquí pido que pensemos en el Reino Unido. Hace poco allí se votó el Brexit, la salida de la Unión Europea -la explicación de que la UE es o fue la hegemonía de una visión capitalista almibarada llamada socialdemocracia y que los sucesos de los últimos años marcaron la bancarrota política e ideológica de la misma quedan para otro día- y el Brexit, muchos han señalado, es un acontecimiento deseable para una Inglaterra que quiere constituirse en el socio europeo de China.

Así, una vez más, el Reino Unido actúa primero.

Pero lo hace para abandonar los intereses de la alianza USA-EUROPA, por lo cual USA tira a Europa a un lado y se inclina por Rusia, con lo que consigue un aliado con mejores perspectivas de futuro, con una estructura de poder más claro, y de paso debilita al bloque de China.

Esa es la lectura que hago yo de esta coyuntura internacional. Y por ello el regreso del aislacionismo, es una forma de “intervención minimizada” esta vez, y un repliegue que nos habla de algunas cosas que habrá que ver si son o no como podemos conjeturar.

Especialmente si ha llegado el momento en que el costo de mantenimiento del aparato militar de USA es mayor que el beneficio que produce. Porque todos los imperios caen cuando tal cosa ocurre.

Mientras… yo prefiero que nosotros nos vayamos alineando del lado Chino. Pero eso es cuestión de otra discusión.

Unir y mentir

Supongamos que tiene usted un vecino al que no le tiene cariño, tanto da si es con o sin razón. En esta suposición digamos que su vecino ha dejado la basura hogareña fuera del contenedor de recolección de basura. Y por otro lado durante los festejos de alguna noche se oyó a su vecino decirle a alguien, en medio de risas “Te voy a matar de besos”.

Pues bien, ahora supongamos que usted quiere dejar bien claro que su vecino es malo, así que escribe en algún lado, por ejemplo en FaceBook “Mi vecino deja la basura fuera del contenedor y claramente se le oyó decir “Te voy a matar” “.

Pues… es todo cierto. Pero claro, el efecto que produce es muy distinto.

Justamente, eso es lo que hacen los medios de prensa que desinforman, vale decir, todos los que controlan las clases dominantes en Uruguay. Ahora bien, El País, además tiene en su pasado el haber publicado artículos de orden internacional que le llegaban redactados desde la CIA, mediante la embajada de USA.

Ahora, se la están tomando con Irán, como es notorio.

Y dicen que Irán “desafió” a Usa, tirando un misil desde el estrecho de Ormuz y usando barras nucleares.

Pues bien… tiraron un misil… cosa normal en cualquier ejército mientras prueba el funcionamiento de sus armas. Porque un misil es un cohete, pero lo que lo hace mortal no es el cohete en sí, sino llevar una “pieza” que explota al llegar a su blanco. Disparar un misil, sin un blanco “enemigo” sino sólo como entrenamiento… no es algo grave.

La nota indica que el misil fue disparado después de que el gobierno de USA tomó nuevas sanciones económicas contra Irán. Por lo que una mejor redacción sería “USA toma sanciones contra Irán, atribuyéndose el derecho de vigilar un estado soberano extranjero, y éste como respuesta dispara un misil de prueba” Y nótese que las sanciones afectarán a muchas personas, dañándolas. Pero que el misil no hizo daño a nadie.

Pero lo mejor es lo último.

Porque las barras de uranio enriquecido que probó el gobierno islámico iraní… las probaron en un reactor nuclear, no en el misil. O sea, la proximidad de una información cierta a otra crea la ilusión en quién lee superficial o apuradamente de que las barras fueron utilizadas de modo conexo con el misil… cuando fueron dos episodios separados.

Estamos claramente ante un intento de montar una falsificación de la realidad, que es sustituída de una forma en que retóricamente se produce la ilusión de un mal que en realidad… no está ahí.

Y para colmo… ¿alguien nos dice cuándo en USA se prueba un nuevo misil? ¿O cuándo hacen pruebas con Uranio enriquecido? ¿O cuándo montan una nueva arma de destrucción masiva? Porque sin duda, todo esto lo hacen y lo tienen.

Y atención… no estoy defendiendo al gobierno iraní.

El gobierno de ese país en su momento supo estar en contra de la URSS, y en tanto un gobierno regido por un partido religioso, de tinte conservador, no me resulta un gobierno “agradable”.

Pero ello no quita que es el gobierno de un país en el que se debe respetar que su población haga su propio proceso, trabaje su autodeterminación, hasta superar las limitaciones de su presente.

Las presiones de USA sólo refuerzan todo lo negativo… que en mucho se parece a lo negativo de USA. La palabra “fundamentalismo” se comenzó a utilizar para hablar de grupos religiosos del centro de USA de carácter cristiano y reaccionario.

Pero volviendo a la prensa… el diario EL PAÍS, primero siempre en la historia de la infamia, nos da las noticias para que nos vayamos convenciendo de la maldad de los iraníes, si es que no estamos convencidos ya. Manipulan lo dicho para que produzca certidumbres creadas por la forma en que se dice lo dicho. No necesitan mentir, sólo mostrar la verdad de la forma conveniente para producir falsedad.

¿Alguna vez se puso a pensar que si eso hacen con las noticias internacionales cuánto más no harán con las nacionales?

Suba de los precios de los alimentos, parte 1

Piratas y trigoLa suba internacional de los precios de alimentos merece dos consideraciones diferentes, una a nivel internacional, y otra por su incidencia en el Uruguay actual. Comencemos por el mundo en general.

Los precios de los alimentos han salido en los últimos tiempos en disparada al alza. También el petróleo lo ha hecho. Sin embargo, nada indica que ahora cueste más esfuerzo plantar papas que antes, o extraer cierta cantidad de oro negro. ¿Entonces porqué suben?

En una sociedad capitalista, los precios de las mercaderías no corresponden ni al valor de su producción ni al de su uso, sino que por un proceso complejo mejor explicado en otros lugares, los precios se “independizan” de la realidad a la que refieren. Entonces, la diferencia de valor resultante entre distintos precios termina generado diferencias de riquezas entre clases, y siendo el sustento del poder vigente en cada momento dado.

Ahora bien, los dos precios que se disparan, pueden ser leídos a la ligera cómo parte de una misma explicación: al subir el precio del petróleo, los alimentos para cuya producción se utilizan derivados del mismo aumentan de valor. La explicación es correcta para parte de la suba del precio, no para toda ella.

La siguiente propuesta de explicación es que determinados alimentos se producen ya no para alimentar, sino para producir combustibles, o para “alimentar alimento” -soya para alimentar vacas-. Esto produce que la cantidad de alimento destinado a consumo humano baje, con lo que el nivel de precios de los alimentos al ser “pujado” en subasta tiende a ascender. También es cierto, pero no es explicación suficiente.

A todo lo anterior, tenemos ahora que sumarle el “boom agrario” en las bolsas de los países centrales, unido a la necesidad de éstos de encontrar formas por las cuáles puedan mantener el poder en un mundo sin petróleo, o con muy poco, o a precios exorbitantes.

El “boom” se produce cuando el dinero que solía invertirse en cuestiones inmobiliarias en los últimos años, ahora desespera buscando refugio. Las dos primeras causas citadas, ya empujaban los precios de alimentos al alza. La entrada de la especulación bursátil al tema de los alimentos, como espacio “seguro” y “fuerte” en cuanto a ganancias hace el resto del juego.

Pero además, el problema a los países centrales del control internacional en un mundo “sin petróleo” -no se lea en sentido estricto, sino según detallamos más arriba- les resulta crucial. Tanto EUNA, como Gran Bretaña, Holanda, etcétera disponían o de recursos petroleros propios, o de compañías nacionales que controlaban producción en otros lugares. El petróleo sin embargo, tal y cómo se sabía hace décadas, se iba a terminar. Ese fin es independiente del hallazgo de nuevos yacimientos: en tato el sistema de producción capitalista tiende al derroche y no a la sistematización del uso de los recursos, el incremento constante del consumo de petróleo terminaría agotando años más o menos, todo nuevo yacimiento.

En cualquier caso, la suba del precio tiene que ver con el próximo agotamiento de reservas en varios lugares. Así que los que aún las tienen -incluso hipotéticos nuevos miembros del club- moderarán su producción para continuar beneficiándose de precios altos.

¿Cómo hacer entonces para mantener el control y no caer en trampas similares a 1974, tal vez aún peores?

Lo fundamental para todo ser humano, es el alimento. Sin él la vida no es posible.

Entonces, los países centrales han desplazado su interés primordial al control de la producción alimenticia. Entre otras cosas, con la producción de “genética de marca” la cuál por cierto… es de semillas estériles, a fin de que se siga comprando.

El gran problema evidente de los transgénicos, no es biológico -que probablemente también exista, pero en tanto problema técnico, es menos evidente-. Es el problema político y económico del traslado de riqueza de los países productores de alimentos hacia los mismos pocos países ricos de siempre. Este traslado de fondos, permite luego mayor acción bursátil sobre los precios, suba adicional, y constituye un circuito que se auto alimenta. Al ser un circuito falaz, que no refiere a la realidad del trabajo, en algún momento falla.

Cuando se produce las crisis, el costo de las mismas es trasferido, inequívocamente, al Tercer Mundo. Por ello ahora no sólo suben los alimentos, sino que suben en un contexto que augura mayor pobreza y más hambre. No es raro el fracaso de la reunión de la FAO pocos días atrás.

El capitalismo una vez más apela al gatorpardismo para intentar continuar su ciclo criminal. Dependerá de muchos que ello deje de ocurrir de tal modo.

Torcerle el cuello al pavo

pavo inductivo bandera de usa

Contaba Bertrand Russell que había una vez un pavo, que observaba con atención la conducta de los humanos. Un día tras otro, éstos le traían puntualmente alimento a las nueve de la mañana. Así que tras un prudente tiempo de observación el pavo se expresó de este modo. “En el día 1 me trajeron comida a las 9 de la mañana, en el día 2 lo mismo, igual en el 3 (… lugar para rellenar con muchos días). Por todo ello concluyo que todas las mañanas a las 9 me traerán comida”. Y a la siguiente mañana le torcieron el cuello y él fue el almuerzo.

La descripción refiere solamente a la inducción cómo método para adquirir nuevo conocimiento. También el pavo podría haber concluido, por ejemplo, que el hombre era un ser cuya existencia tenía como finalidad alimentarlo. Y todo eso sería falso.

Parece, sin embargo, que el diario El País y sus referentes internacionales, no han comprendido cómo funciona la comprensión de las cosas, sin embargo.

El Sábado en el suplemento “Que Pasa” titula una breve nota de 400 palabras “Las secuelas de cuatro décadas de comunismo. Una herencia maldita en Europa del este” y luego confunde el simple orden cronológico, con causalidad.

Simplemente detalla los diferentes problemas que actualmente se viven en diferentes países de las antiguas Repúblicas Democráticas, y a partir de ahí razona de este modo:

a. Estos países tenían regímenes socialistas en el pasado

b. Estos países tienen hoy día diferentes problemas

conclusión:

c. Los problemas fueron causados por el régimen anterior.

Cabe decir que ningún lógico hallará forma alguna de hilvanar tal disparatario.

Si hoy existen problemas ciertos en Hungría, Bulgaria, o Lituania, de ningún lugar se desprende que tengan relación con el régimen socialista. Perfectamente pueden haber surgido como consecuencia de la pérdida de protección a los ciudadanos, libertad, autonomía en su política internacional, etcétera, que la aplicación de un apurado capitalismo salvaje trajo a esos países. Más probablemente, se trate de problemas derivados precisamente de esta espantosa trasformación reaccionaria, sobre la base de los problemas que el socialismo no había conseguido resolver aún.

Pero continuemos con el diario El País.

A continuación cita tres “autoridades”, docentes universitarios en instituciones estadounidenses, belgas y húngara. Pero cómo es frecuente e artículos de diarios, no hay una fundamentación de lo que tales personas dicen, sino sólo una cita vacía de afirmaciones sin que se diga porqué habríamos de aceptarlos como ciertos.

O sea, intentan aplicar el principio de autoridad, escudándose en títulos académicos. Es muy mala forma también de argumentar.

El primero se queja de que no se ha “desarrollado una cultura democrática”. Sin embargo si se mira la realidad social de lo que eran éstos países y de lo que son lo que se ve es un deterioro de las condiciones reales que posibilitan la democracia, y un falseamiento de la misma en el interés de burguesías mafiosas que se apropiaron de los recursos ayer colectivos. Todo ello muy malo para la democracia, y un gran paso atrás, gracias al curso que se ha seguido en esos países.

El segundo indica que tras el ingreso a la Comunidad Europea hacen falta “reformas impopulares”, vale decir, ajustes a costillas del pueblo en beneficios de algunos pocos. ¡Cómo va la gente a recibir tales cosas con una sonrisa!. Sólo la hípócrita sonrisa de los que tienen los bolsillos llenos puede saludar tales transformaciones.

El tercero, por su parte, indica que quiénes no se enriquecieron con las privatizaciones -esto es, quiénes no integraban las mafias que se apropiaron de los recursos que eran colectivos- ahora están molestos por que el Estado no los apoya. ¡Y qué razón tienen!

Así las cosas, queda claro que lo que está haciendo con esos países es el mismo vaciamiento, la misma acción destructiva que han realizado en diferentes lugares del tercer mundo. La supresión de la solidaridad en alas del egoísmo consumista.

Luego la nota hace mención al “Solidarnosc”, el sindicato católico que comenzó en Polonia el camino de la reacción, para lo cuál contó con el apoyo del Papa Reaccionario Carol Wojtila (Juan Pablo II). Y lamentan que tras el fin de los 80 hallan aparecido “partidos de todo tipo e ideología”,

O sea, muy democrático, si pensás como yo.

Antes de cerrar este destaque del disparatario del diario que fue voluntario vocero de la Criminal Dictadura Cívico Militar, anotar que en tales países no se aplicó el “comunismo” sino el “socialismo”. El comunismo, señores, es la etapa posterior a la que finalmente no se llegó.

¡Critican y critican y no conocen la teoría que están criticando!

Nota: este artículo tiene 846 palabras, contando esta nota. En él apenas hemos considerado lo publicado en el matutino nacionalista. Así que imaginen la temeridad y mala fe que es considerar un tema complejo cuál el que se proponen tratar, en sólo 400 palabras.

Otra nota: este diario no proporciona enlace directo a sus páginas, por lo que recomiendo entrar en http://www.elpais.com.uy y utilizar el buscador para acceder a la nota en cuestión.